Lectoescritura
Menú responsive

Clases Particulares Niños – Lectoescritura

Modelos de clase

El aprendizaje en línea es cada vez más popular hoy en día, y esta tendencia llegó para quedarse. Con más flexibilidad, opciones de estudio autodirigido y acceso a los mismos instructores y maestros que el aprendizaje tradicional, no sorprende que el aprendizaje en línea sea popular. Pero, ¿el aprendizaje en línea es tan bueno como el aprendizaje presencial? Puede ser, ¡e incluso puede ser más efectivo en algunos casos!

¿Qué es el aprendizaje en línea?
El aprendizaje en línea puede ser cualquier tipo de aprendizaje que se realice a través de Internet. Este podría ser un curso complementario, un programa de grado completo o autoestudio. La mayoría de las veces, el aprendizaje en línea es asincrónico, ya que los estudiantes no tienen que aprender al mismo tiempo y en el mismo lugar que sus instructores están enseñando.

¿Qué es el aprendizaje presencial?

El aprendizaje presencial es la forma más tradicional de instrucción, donde los estudiantes y profesores asisten a una sesión en persona al mismo tiempo. El instructor dirige la clase y, por lo general, los estudiantes aprenden de forma pasiva.

 

Clases online vs presencial

Midiendo: Aprendizaje en línea versus presencial
1. Aprendizaje asincrónico frente a aprendizaje sincrónico

Una de las diferencias más significativas entre el aprendizaje presencial y el aprendizaje en línea es que el aprendizaje presencial es sincrónico o se realiza al mismo tiempo. Todos los instructores y estudiantes / compañeros de clase están presentes en el aprendizaje presencial.

Sin embargo, con el aprendizaje en línea eso no es necesario. La instrucción en línea puede ser sincrónica o asincrónica.

2. Transmitir conocimientos frente a facilitar el aprendizaje

En las clases presenciales, los instructores generalmente solo entregan conocimientos y luego evalúan la comprensión de esos conocimientos en una fecha posterior.

Esto se compara con el aprendizaje en línea, donde los instructores se ven más como facilitadores del aprendizaje, ayudando a sus estudiantes a comprender el material a través de los materiales en línea proporcionados.

3. Avance dirigido por un maestro frente a un niño

Si bien el aprendizaje en línea y presencial puede tener componentes tanto del plan de estudios dirigido por el estudiante como del maestro, el estudio en línea se presta mejor para el avance y el aprendizaje dirigido por el estudiante. En el estudio en línea, los estudiantes pueden decidir por sí mismos en qué quieren profundizar y dedicar más tiempo a aprender.

4. Disciplina y auto motivación

Algunos pueden decir que es más difícil tener éxito en la educación en línea, y eso se debe a que debe ser muy disciplinado y motivado por sí mismo. En el aprendizaje en línea, nadie lo mantiene encaminado: debe ser su propio motivador, cronometrador y disciplinario.

5. Medición del desempeño

Tanto en el aprendizaje presencial como en línea, los instructores deben tener una forma de medir el desempeño. Por lo general, esto se hace mediante el envío de tareas, la administración de pruebas, exámenes y cuestionarios, y la creación de puntos para la participación. La participación y la “asistencia” a clase son más difíciles de medir en un entorno de aprendizaje en línea.

Diferencias clave entre la instrucción presencial y la instrucción en línea
Hay tantas diferencias importantes entre el aprendizaje presencial y el aprendizaje en línea. Éstos son solo algunos:

Beneficios del aprendizaje presencial
El aprendizaje presencial ha sido la forma estándar de instrucción durante siglos. Si bien la instrucción en línea se está volviendo cada vez más popular, el estudio en persona puede seguir siendo la mejor opción para algunas personas. Con el aprendizaje presencial, los instructores pueden medir mejor la comprensión y el interés de los estudiantes, y es más fácil generar entusiasmo grupal sobre un tema. También es más fácil responsabilizar a los estudiantes.